Maxi Godoy ganó el Norpatagónico en emocionante final

2 abril de 2017

BAHÍA BLANCA– La 36° edición del Abierto Norpatagónico OSDE tuvo un domingo diferente pero no por eso menos emocionante.

En un campo dañado por las crecidas de los arroyos cercanos, que provocó la anulación de seis hoyos, Maxi Godoy fue quien mejor se acomodó al nuevo trazado y supo acelerar para anotar cinco birdies y así quedarse con el título en el Club de Golf Palihue.

El campeón del Abierto de la República en 2011, sin embargo debió sufrir para consagrarse ya que el aficionado tucumano Martín Contini tenía otros planes y embocó un largo putt en el hoyo final para forzar un desempate.

Allí, el de Ranelagh lo definió en el segundo hoyo del playoff y levantó la Copa de uno de los eventos más importantes del Tour Argentino.

“Estoy muy feliz ya que hace rato que buscaba una victoria como esta y me sirve para recuperar la confianza ya que fin de año no tuvo un buen cierre. Por suerte esta semana pude jugar muy bien y el fin de semana entraron los putts que los primeros días no emboqué”, dijo Godoy.

“El clima jugó igual para todos, pero al reducirse la cantidad de hoyos me obligó a atacar más, pero por suerte pegué muy bien y me dejé muchas chances”, dijo quien anotó birdies en el 3,4,8,9 y 10 para sumar 40 golpes en esta ronda final.

Godoy tomó la punta con su birdie en el hoyo 10 y obligó a Contini y a Costilla, líder tras la tercera ronda, a embocar en el hoyo final para alcanzarlo. Allí, el Campeón Argentino de Aficionados embocó un putt siete metros que generó una gran ovación, mientras que Costilla se conformó con un par que le permitió ubicarse en el tercer lugar.

En el desempate, Contini falló las dos veces su salida y eso lo dejó en desventaja en ambas oportunidades que jugaron el hoyo 13. Pero en la segunda no pudo hacer approach y putt y le dejó el título en manos de Godoy que acertó el green en ambas oportunidades.

Anoche, a raíz de la crecida del arroyo Napostá, que cruza el campo de Palihue y por las intensas lluvias caídas en la Sierra de la Ventana, se inundaron seis hoyos que quedaron injugables y que obligaron a reformular el recorrido para evitar suspender la ronda final.

El Comité de Campeonato decidió jugar la vuelta estipulada con doce hoyos: siete par-4, cuatro par-3 y un par-5. “Fue una situación extraordinaria, pero pudimos resolverla de la mejor manera posible. El personal del club y la organización trabajaron intensamente para poder jugar este domingo”, dijo Sergio Zapata, Sub Director de Campeonatos y Reglas de la Asociación Argentina de Golf.